domingo, 8 de mayo de 2016

Ahora sí que sí.

0

Ya hace un tiempo que se termino nuestra relación, sin embargo, aún no era 100% real.

Convivimos como hasta el día que se acabó durante 3 semanas, vale que no había besos, ni abrazos, ni nada mínimamente romántico, pero ahí estábamos, de buen rollo, como un día cualquiera. 

Seguíamos cocinando para dos, compartíamos cama, veíamos series, y hasta le compré calzoncillos!

Hemos hecho la vuelta a España juntos, todo ha ido bien, a excepción de la escenita de gritos que me lió ayer sin comerlo ni beberlo, y que le hubiera dicho de todo si no llego a morderme la lengua (resentimiento?? No sabría qué decir, intentó llevarlo lo más maduramente que puedo, pero el inconsciente es un misterio).

Pero ahora sí que ya se ha acabado, yo aquí, el allí, lo que empezó a distancia (en plan podemos hacerlo) ahora me recuerda que es un factor muy importante para que no funcione (suponiendo que hubiera algo que salvar, que cada día que pasa me doy cuenta de que no lo hay).

La despedida ha sido breve, y fría, pero yo llevaba ya tiempo aguantándome las ganas de llorar y desahogarme, y si no lo iba a hacer delante suyo, menos aún con los padres y sus amigos ahí.

Sigo queriendo ser fuerte, pero cuánto cuesta a veces...

0 sueños rotos: